LMYK

LMYK es una plataforma multimedios creada para todo aquel que busca lo más nuevo y quiera redescubrir lo cotidiano. El portal es el reflejo de un gran equipo de colaboradores especializados y apasionados por este mundo en donde todo el tiempo hay movimiento.

8 tips para mantener tu peso cuando viajas y no morir en el intento

Seguramente te ha pasado. Te has cuidado muchísimo para verte espectacular en tu viaje. Primero la espera de 3 horas en la cual únicamente encuentras cafés latte, donas y galletas. Te subes al avión y te llenan de cacahuates, papitas y refrescos, además de comida llena de sal que lo único que hará será hinchar tus tobillos, además de que no te dan agua suficiente para poder eliminarla. Llegas al hotel, dejas las maletas en tu cuarto, tienes algo de hambre y bajas a comer algo. ¿Qué encuentras? Un buffet divino enorme. Apenas va empezando la aventura y ya te estás saboteando. ¡Total! ¿Qué tanto es tantito?

Si estás de vacaciones puede ser que no importe si comes diferente a lo que estás acostumbrado o si te das algunos permisos, pero si tu trabajo implica que viajes mucho y por ende estés expuesto a todas las tentaciones que mencioné, ¿qué puedes hacer?

Te paso 8 tips para aplicar cuando viajas:

En el aeropuerto o durante el vuelo:

  1. Lleva una bolsita con almendras y arándanos para el avión. Evita los cacahuates, papitas y pretzels que te dan.
  2. Si no tuviste oportunidad de llevar tu snack busca opciones saludables. No compres lo primero que te encuentres, seguro hay en el aeropuerto lugares que se adapten a las opciones saludables que buscas. Compra :
    1. Sándwich de pavo
    2. Yogurt y fruta
    3. Nueces o almendras mezcladas con yogurt
    4. Ensaladas con aderezos no grasosos
    5. Mezclas de nueces con frutos secos
    6. Agua
  3. Camina mientras esperas en la sala de abordar al igual que en los pasillos del avión.
  4. Mantente consciente de lo que comas. Nadie quiere sentirse abotagado mientras vuela.
  5. Mantente hidratado. La deshidratación te provocará dolores de cabeza, calambres, fatiga y baja concentración. Toma agua o té verde. No importa cuántas veces llames a la aeromoza, tu cuerpo te lo agradecerá.

En el hotel y durante el viaje:

  1. No olvides desayunar siempre. Te preparará para tus largos días de trabajo. Elige un desayuno alto en fibra y proteína. Esto ayudará a que no tengas antojos durante el día. Si es buffet, no te sirvas de todo. Elige desayunar:
  • Fruta con yogurt
  • Avena
  • Omelette con verduras y pan integral
  • Sándwich de jamón de pavo con verduras
  • Evita el pan (muffins, bagels, croissants, pan dulce, waffles, hot cakes)
  • Evita alimentos grasosos (salchichas, chilaquiles, etc.)
  1. Evita la comida rápida. Está llena de sodio, grasa y azúcar escondida. Lo único que lograrás será tener baja energía y te sentirás pesado.
  2.  Después de un largo día de trabajo, es tentador “recompensarte” con una rica cena. Lo rico no tiene por qué dejar de ser saludable.
  • Trata de no comer  el pan que ponen al centro de la mesa.
  • Escoge ensaladas como plato principal. Elige aceite y vinagre como aderezo.
  • Prefiere alimentos al vapor, a la parrilla u horneados.
  • Puedes pedir una sopa hecha con caldo de pollo, res o verduras. Evita cremas.
  • Elige platillos que no contengan queso, mayonesa, crema, que estén fritos o que tengan guarniciones fritas (cualquier platillo con papas fritas, por ejemplo).
  • Idealmente, si la cena ya está preparada o vas a algún evento, elige cenar opciones vegetarianas.
  • Limita tu consumo de alcohol. Acompaña las bebidas alcohólicas con un vaso de agua natural o mineral.
  • Si comes acompañado, divide tu plato entre dos personas.

Como puedes ver es muy fácil no sabotearte mientras viajas. Recuerda que cuidarte no es un sacrificio, es una muestra de amor a tu cuerpo y tu deseo de vivir bien. Imprime esta lista y llévala contigo en tu siguiente viaje.

Alejandra Rubiralta, Health coach VitaminAmor
y Cofundadora de juice by hand www.juicebyhand.com

Leave a Reply

UA-46250580-1
%d bloggers like this: