LMYK

LMYK es una plataforma multimedios creada para todo aquel que busca lo más nuevo y quiera redescubrir lo cotidiano. El portal es el reflejo de un gran equipo de colaboradores especializados y apasionados por este mundo en donde todo el tiempo hay movimiento.

CANCÚN

Así que era 1968.

El Banco de México y la Secretaría de Hacienda no estaban muy preocupados por los movimientos sociales / políticos / culturales que estaban ocurriendo. La idea era establecer un segundo punto turístico casi tan relevante como Acapulco. Pero ¿Por qué?

La Olimpiada de 1968 y próximo mundial de México 1970 estaban dejando al gobierno federal en banca rota y alguien se dio cuenta que la mejor forma de remediarlo era la inversión extranjera y nacional en puntos turísticos.

Si algo tenemos en México, la neta, son playas padres.

Se le presentaron diversas opciones al entonces Secretario de Hacienda Antonio Ortiz Mena. Ixtapa, Los Cabos, Loreto, Puerto Escondido y Huatulco. Las anteriores opciones eran viables, pero de poco acceso terrestre.

Una opción sobresalió dentro de todas. Una isla separada del grueso continental por dos estrechos canales perteneciente a Benito Juárez con solo 117 habitantes: Cancún.

Los inversionistas quedaron enamorados por las playas, la fauna, las posibilidades de explotación hotelera y la relativa sencilla forma de conexión con el turismo internacional.

Así que era 1969. Nuestro dientón y nada guapo héroe nacional, Gustavo Díaz Ordaz, dio el visto bueno. PUM.

Para 1970 teníamos un nuevo presidente. No estaba dientón, pero igual de capaz que el anterior. En un principio, no creyó viable el proyecto de Cancún, así que lo detuvo, pero gracias a la familia Bojórquez (precursora del turismo nacional), Luis Echeverría continuó lo que su nada grato antecesor inició.

FONATUR nació. Cancún fue desarrollado urbanamente por los arquitectos Enrique y Agustín Landa Verdugo y para 1976 el aeropuerto estaba en total funcionamiento.

Tuvieron que engrosar 300 mts la “isla” para poder contener los resorts internacionales que serían construidos.

Para la década de los 90’s y 2000’s, con solo 20 años de existir, Cancún era ya el principal punto turístico a nivel nacional.

 

Los norteamericanos “jóvenes”, “chavitos”, “reventados”, “loquillos”, encontraron un segundo Tijuana, uno un poco más bonito, en donde trasladaron su tradicional Spring Break.

Cancún les puede gustar o no. No hablamos de Playa del Carmen, Tulum o alrededores donde la “hipsterada” ha anidado de manera épica. Lo increíble de la zona es la velocidad y la visión que unos cuantos tuvieron (a expensas de dinero del erario público, obviamente) y como un pedazo de tierra abandonado por los Mayas, resucito de manera espectacular para que ahora pudieras comprar lociones y perfumes a precios de piratería.

Personalmente, me molesta Cancún. Sus playas “ficticias” y su nula historia no me dan mucho de contexto, pero lo que me impresiona y respeto es el tipo de desarrollo que tuvo.

Cancún se lo dejo a los gringos. ¿Y ustedes?

MX MEX 70 Cancun

Leave a Reply

UA-46250580-1
%d bloggers like this: