LMYK

LMYK es una plataforma multimedios creada para todo aquel que busca lo más nuevo y quiera redescubrir lo cotidiano. El portal es el reflejo de un gran equipo de colaboradores especializados y apasionados por este mundo en donde todo el tiempo hay movimiento.

De fashion bloggers y algo más.

Hace unos días tuve una entrevista muy particular, un cool hunter me contactó para preguntar mi punto de vista sobre las nuevas tendencias en moda, arte y arquitectura.   Dentro de nuestra plática surgió el tema de los bloggers, de los fashion bloggers específicamente ¿funcionan? ¿son honestos? ¿los seguimos?.

Soy periodista, estudié comunicación, me especialicé en medios audio visuales y además estudié brandig emocional en moda y tendencias, así que como se imaginarán diario reviso como 7 páginas y por lo menos 3 revistas o periódicos para mantenerme “al día” y es precisamente por esto que sé  y entiendo que el periodismo ha cambiando y se tiene que adaptar a las nuevas generaciones pero creo que en algún momento nos perdimos en la inmediatez de lo digital y perdimos también la verdadera razón y la importancia del contenido.

Recuerdo que cuando empezaban los fashion bloggers o ego bloggers era de una manera muy básica pero igualmente interesante, divertida, pero sobre todo honesta.

Yo veía todo a través de LookBook, ya saben esta plataforma en dónde cada uno tenía su perfil y subía una foto con su “outfit of the day“, lo que resultaba una forma muy real para acercarse al street style, que además era muy fiel a la personalidad de cada una de las personas que tenían un perfil en la página.

Con el paso del tiempo y la popularidad que adquirieron todos estos perfiles  muchos decidieron iniciar un nuevo camino y hacer todo solos, desde la página hasta las redes sociales, aquí fue cuando se dio el “boom” de los ego bloggers y creo que aquí también fue donde todo se perdió. La mayoría  dejó de hablar de moda y de street style, ahora todo giraba alrededor de ellos, de una persona popular con muchos “likes” y con miles de fans. Como consecuencia de esta popularidad las marcas corrieron a patrocinarlos dándoles todo lo que necesitaban, y sin querer todos terminaron viéndose prácticamente igual.

Yo no estoy en contra de los fashion bloggers, al contrario, soy consumidora de este tipo de contenido pero lo que hoy por hoy extraño es la manera en la que tratan y el cómo se acercan a la moda. En algún punto de todo este caos las piezas dejaron de ser importantes, es decir, no importaba si tu bolsa era Chanel, Dior o Celine lo importante era: cuantos likes generaba esa foto, entonces la construcción de contenido era tan absurda como crear entradas a un portal con 25 fotos en modo “casual fake”  y un texto que dijera algo como: “Hoy desperté feliz, por eso decidí vestirme de azul, porque para mi el azul es felicidad” WTF!?

Hace poco en Paris Fashion Week las editoras de Vogue se quejaron de la forma en la que los fashion bloggers llegaban a las pasarelas, dijeron que era innecesario ocasionar tanto alboroto, que era exhibicionismo y que tener paradas a tantas personas a la mitad de la calle podía ocasionar un accidente. Acto seguido bloggeros como Bryan Boy y algunos más tomaron sus cuentas en facebook y twitter para lanzar su opinión al respecto en donde, palabras más palabras menos, decían: “Ya llegamos, no nos vamos a ir y a quién le guste y a quién no…ni modo”.

Regreso a lo mismo, el argumento debe estar sustentado por el contenido y ya. Dicen por ahí que “quién tiene la necesidad de decir que es maravilloso entonces no lo es” y esto, no puede estar más cercano a la realidad.

Creo en el poder de los ego bloggers para representar el street style, así, como se hacía en un principio, me parece que es una nueva y buena forma de representar el día a día de un país, su gente, las tendencias y la concepción estética/visual que éste tiene además de ser fuente de  inspiración para muchos, pero estoy en contra de estas personas que suben fotos desayunando en Armani Privé con tacones de 14cm , perdón pero eso no pasa, ni aquí ni en Paris ni en ningún lugar del mundo. Me encantaría encontrarme con más  perfiles reales, que no le tuvieran miedo a subir una mala foto, ni a las marcas que los patrocinan, encontrarme con más gente real que me inspire así como lo hacían antes.

Leave a Reply

UA-46250580-1
%d bloggers like this: