LMYK

LMYK es una plataforma multimedios creada para todo aquel que busca lo más nuevo y quiera redescubrir lo cotidiano. El portal es el reflejo de un gran equipo de colaboradores especializados y apasionados por este mundo en donde todo el tiempo hay movimiento.

#Deviaje: Berverly Hills

Esta semana nos tocó regresar a Beverly Hills para hacer un montón de cosas que aun no podemos decir, así que, nos pareció importante hablarles no sólo de esta ciudad si no también de nuestro hotel  favorito, lo que también contará como recomendación.

Para empezar, si, Beverly Hills es una Ciudad en el condado de Los Ángeles,California; no sólo es una serie de televisión con código postal famoso.
En fin, esta ciudad se encuentran justo al pie de Santa Mónica, tiene una población aproximada de 35,000 habitantes y a ojo de buen cubero 3 Mercedes Benz Clase E por persona. Esta pequeña pero opulenta ciudad inicialmente era un rancho que, con el tiempo, se convirtió en una compañía petrolera que jamás encontró el petróleo suficiente para poder comercializar, así que decidieron reorganizarse y entonces crear Rodeo Land and Water Company. Con el tiempo se reacomodaron las tierras y en 1907 crearon “Beverly Hills”, un complejo habitacional para familias “blancas”.

Como se darán cuenta hace unos años las cosas eran diferentes, ser racista estaba de moda y tener un rancho del tamaño de una ciudad era cosa de todos los días.

Pero el verdadero glamour de esta ciudad fue adquirido después de que, en 1911, el Beverly Hills Hotel abriera sus puertas. Un hotel que, en un inicio, era el pretexto perfecto para salir de la ciudad y descansar, pero con el tiempo, celebridades como Douglas Fairbanks decidieron salir del hotel y construir su propia mansión en la zona porque ¡DUH! Eso es lo que se hace cuando eres un artista/productor millonario de Hollywood.


Fairbanks inició el hype de construir mansiones alejadas de la chusma gente y en poco tiempo Beverly Hills se convirtió en el lugar preferido de las estrellas y millonarios excéntricos para construir mansiones que usarían una vez al año.

Esta es un de nuestras zonas favoritas en L.A.pues además de las tiendas sobre Rodeo Drive y los Aston Martin que se ven en cada esquina, mantiene un poco del sentido clásico de Hollywood con algunos edificios antiguos llenos de historia, algunas casas restauradas que ahora hacen las veces de  galerías y propuestas de artistas emergentes que se exhiben en cafés locales.

Nuestra estadía fue, como siempre, en Mr C. Este hotel fue creado por Ignazio y Maggio Cipriani, cuarta generación de una las familias hoteleras más reconocidasen el mundo. Aunque el diseño del hotel es completamente a temporal con suelos oscuros de madera y paletas de colores grises con acentos blancos, cuenta con algunos accesorios antigüos y fotografías de las películas más emblemáticas de Hollywood que acentúan los rincones de los casi 400 pies de cada habitación (800 para las suites). Del restaurante por supuesto podemos esperar todo lo mejor, pues, bajo el mismo nombre, da la bienvenida a los invitados y residentes con un menú clásico de Cipriani, comida italiana clásica con un toque actual que hace de cada platillo una completa experiencia (los huevos benedictinos para desayunar son una absoluta delicia).

El ambiente total del viaje nos dejó un sabor a películas en blanco y negro con un toque de martini seco, ya saben, por que es lo que le gustaba tomar a Marilyn Monroe.
Dejar el paso relajado del californiano como lo conocemos con bermudas, ropa de Aeropostal o A&F y lentes espejeados nos hizo regresar al glamour del antiguo Beverly Hills con pamelas anchas y lentes de ala.

Si van a L.A pueden pasar una tarde aquí u hospedarse en este bellisimo hotel, nos hacemos respnsables al 100% de la recomendación pero no de lo que gasten en el shopping.

 

Leave a Reply

UA-46250580-1
%d bloggers like this: