LMYK

LMYK es una plataforma multimedios creada para todo aquel que busca lo más nuevo y quiera redescubrir lo cotidiano. El portal es el reflejo de un gran equipo de colaboradores especializados y apasionados por este mundo en donde todo el tiempo hay movimiento.

La mezcla perfecta

No se puede, ni se debe, comer foie gras todos los días. Con lo anterior me refiero a que el mundo está lleno de sabores y hay que probarlos todos, ponerse pesado con la comida es un completo absurdo.

Hemos hablado de tacos de canasta como un básico de nuestra gastronomía y hemos visitado varios restaurantes que resultan una verdadera sorpresa, así que siguiendo con nuestra búsqueda y reconocimientos de sabores, debemos ir a un básico de la cultura norteamericana, las hamburguesas.

Nadie sabe a ciencia cierta quién fue el “inventor” de este mal visto, aunque siempre respetado, pedazo carne y sinceramente no nos importa.
Sin importar que las cadenas de comida rápida hayan dañado la reputación de este hermoso platillo, en LMYK decidimos demostrarle al mundo que una hamburguesa es mucho más que un pedazo de carne entre los pedazos de un bollo, es en realidad el ícono de la comida norteamericana y como tal debe evolucionar.
En nuestro ir y venir por restaurantes platicamos con Francisco Sánchez, gerente de Mooyah, una cadena norteamericana nueva en México que es, sin duda, una de las mejores en cuestión de calidad.

BYOB
Francisco nos abrió su corazón cocina y  compartió algunos de los secretos para crear la mejor hamburguesa.
Para empezar él se refiere al pan  cómo la envoltura y nos deja en claro que para tener sabores diferentes hay que arriesgarse e intentar seleccionar “Procesos artesanales y se preocupen por la frescura de sus ingredientes. Piensa si quieres que darte con el clásico pan blanco, ir por algo más saludable como el integral o sustituir el pan por unas hojas frescas de lechuga si eres alérgico al gluten”.

Después hay que pensar en la calidad de la carne, el idea es 100% Angus Choice de res “Ya sabes, porque tiene más nutrientes y no tiene tanta grasa”.

Por mucho tiempo pensé que pedir la carne bien cocida era del peor gusto y cada vez que lo hacía al mesero le iba a dar parálisis facial y al chef  un paro al corazón. La realidad es que con las hamburguesas todo se vale.
Por otra parte es importante que, así como vas a jugar con el pan, lo hagas con el queso. Americano, amarillo, gruyere, suizo o todos al mismo tiempo ¡Intenta cosas nuevas! Así como con  los vegetales, puedes intentar sustituir la cebolla normal, por cebolla asada, aros de cebolla, tocino o hasta piña.

¿Papas y refresco? ¡Si por favor! Aunque si van a Mooyah, y ya que estamos hablando de probar cosas diferentes, podrán escoger entre papas y camote frito.

Pero  el verdadero secreto está en saber mezclar sabores “Si vas a comer una hamburguesa vegetariana lo mejor es mezclarlo con una cerveza clara, pues el sabor de la cerveza no matará la textura de la hamburguesa por otra parte, lo mejor para una hamburguesa con condimentos fuertes es una cerveza oscura, pues muchas veces es un poco más amarga y ayuda potencializar los sabores” ¿Y si no quiero cerveza y prefiero malteada? “Lo mejor es pedir una hamburguesa con queso americano y no tan condimentada, de esta forma podrás apreciar los sabores y no arriesgar ninguno de los dos”.
Hay que volver extraordinario lo ordinario y seguir creando mezclas de sabores que nos den una experiencia diferente cada vez que tengamos la oportunidad de hacerlo.
Esta vez nosotros tuvimos la oportunidad de probar y entender todo lo anterior de una forma diferente ¡Hasta llenarnos! Los invitamos a hacer lo mismo.

 

Leave a Reply

UA-46250580-1
%d bloggers like this: