LMYK

LMYK es una plataforma multimedios creada para todo aquel que busca lo más nuevo y quiera redescubrir lo cotidiano. El portal es el reflejo de un gran equipo de colaboradores especializados y apasionados por este mundo en donde todo el tiempo hay movimiento.
  • Home
  • /
  • Loremyk
  • /
  • Por qué odio el término: empoderamiento.

Por qué odio el término: empoderamiento.

Soy una mujer que trabaja en una industria en dónde el 90% son hombres, la industria automotriz. Desde que entré pensé que todos me iban a juzgar y que: o me tachaban de tonta por usar faldas cortas o de machorra por el simple hecho de hablar de autos. Como mujer, encontrar el balance entre una y otra me parecía súper complicado, sobre todo porque antes que nada quería dejar muy claro que yo podía hacer todo igual o mejor que un hombre.

Primer error. No, no soy como los hombres, soy mujer y todo lo que hago lo hago a mi manera, con un enfoque diferente. No manejo como ellos, soy mas cuidadosa y menos atascada, lo que en muchas ocasiones me deja por delante de ellos en la pista o la carretera, pero también es gracias ellos que he aprendido a manejar cualquier coche de tracción trasera y palanca al piso y me han ayudado a perfeccionar mi técnica.

Desde que comencé  mi carrera como periodista quise escribir en Rolling Stone era, junto con Blender, una de mis revistas favoritas. Un día recibí un DM en twitter de Benjamin Salcedo, Director de Rolling Stone México, me dijo algo así como “Hola Lore, te sigo desde hace tiempo y me gustaría saber si te interesa colaborar con nosotros” ¡No lo podía creer! Por supuesto le contesté que si y ese mismo día fui a la casa de Rolling para conocerlo. Platicamos un rato, me presentó a Alex Carranco, mi editor, y antes de que me dijeran  qué era lo que querían que hiciera les dije: “Oigan, pero yo no escribo de coches como hombre, no soy tan técnica y…” antes de terminar Benjamín me dijo “Si, ya lo sé, está perfecto” me quedé callada y dejé que terminaran de platicarme sobre el proyecto, ahí fue cuando entendí que no tengo que justificar el por qué no funciono cómo hombre.

No me gusta hablar de empoderamiento porque siento que, de alguna forma, el concepto nos mantiene a la defensiva y hasta enojadas. Creo fielmente en la igualdad de oportunidades pero no creo en la igualdad de género; las mujeres y los hombres somos cosas completamente diferentes, funcionamos de forma diferente, hasta celularmente somos diferentes y es eso lo que nos ha mantenido vivos como especie, unos dependemos de los otros, ninguno es mejor ni peor. “Es que hay que educarlos” no, yo no soy maestra ni mamá de nadie, a mi me enseñaron que podía escoger y decidir cual sería mi carrera y también mis amigos, así que si me encuentro con alguien, hombre o mujer, que cuestione mis capacidades basado en mi género lo hago a un lado y punto.

¿Machos? Si, me han tocado muchos, ¿misóginos? ¡claro! gente que comenta en mis redes sociales y que trata de cuestionar o demeritar lo que opino o hago sólo por ser mujer, me los encuentro todo el tiempo ¿hombres? ¿los de verdad? pocos, pero grandes amigos y algunos de ellos novios. En un inicio intentaba probar algo, hoy me enfoco en crear y trabajar para la gente que me lee, que confía en mí y no en aquellos que detrás de una computadora y víctimas de una mala educación juzgan mi trabajo.

A veces me preguntan:  ¿Y no te pasa que a los hombres les da miedo ligarte sólo porque sabes más de coches que ellos? Si, si me pasa, pero igual funciona como filtro y me sirve para saber quién es inteligente y seguro de si mismo y quién no. ¿Y en el trabajo?  Trabajo con hombres que conocen a la perfección una de las industrias más “machistas” de todas y todos ellos, los especialistas y líderes de opinión, respetan tanto mi opinión como mi trabajo y yo el de ellos, como debe de ser y no, jamás he forzado situaciones, lo único que he hecho es trabajar y ya.

Esto ya no es 1930 para tener que defendernos y demostrar que si podemos, hay que hacer y ya; hacer lo que nos guste, crear hasta que nos quedemos sin ideas, darle a la gente que está a nuestro alrededor cosas que las enriquezca y entendernos como humanos, no como hombres y mujeres. Hay que ser inteligentes.

 

 

 

Leave a Reply

UA-46250580-1
%d bloggers like this: