LMYK

LMYK es una plataforma multimedios creada para todo aquel que busca lo más nuevo y quiera redescubrir lo cotidiano. El portal es el reflejo de un gran equipo de colaboradores especializados y apasionados por este mundo en donde todo el tiempo hay movimiento.

PORNO musical

Ahhhhhhhhhhh porno. Ese género que permea prácticamente todo lo que vemos: cine, televisión, arte, moda, gráfico y publicidad. Si, prácticamente todo.

Pero hablamos del porno cómo concepto, no cómo algo meramente visual.

¿Podemos escuchar porno?

En LMYK creemos que sí, y es por eso que nos dimos a la tarea nada científica de crear una lista de las canciones que consideramos porno. Algunas por sus letras, otras por su sonido, pero todas tienen algo en común: su alto contenido pornográfico.

Así que si son de esos románticos que les gusta hacerlo con música, esta lista les puede dar una idea de cómo empezar y cómo acabar pasando por diferentes etapas.

ENJOY!

Top Lorena

Glory Box / Portishead

El ejemplo perfecto del foreplay auditivo. De por sí el triphop ya es cachondo, con la voz de Beth Gibbons es ¡El doble!. La letra logra el mood perfecto con frases como: “Give me a reason to love you, give me a reason to be a women” Sintetizadores, un poco de scratch y en esta versión una orquesta con la cantidad de cuerdas exacta para cerrar los ojos.

Got it / Marian Hill

Bajos fuertes, una voz que nunca se sabe hacia dónde va a ir y una letra que no deja mucho a la imaginación “You want to knot, but I can’t be tied…this thing won’t stop till you can’t see straight”. El dueto Marian Hils lo hace tan bien que no sabes si bailar, cantar o de plano lanzar un booty call

Slip / Elliot Moss

Los que me gusta de Elliot Moss es que, a diferencia de James Blake, todas sus canciones son suaves se les entiende son de esas canciones que te hacen creer que estas en un cuarto oscuro o querer caminar lento. Con las voz un poco distorcionada y beats muy bajos, Slip es mi segunda opción de “foreplay song”

Why’d you only call me when you’re high /Artic monkeys

Es que la voz de Alex Turner es porno ¡Y YA.! Aunque la canción hable de booty calls en drogas la manera de empezar la canción con ese bajo es el triger perfecto para lo que sea.

Black Keys /Next girl

Los Black Keys no necesitan nada más que una batería y una guitarra para ser una gran banda y en este caso un par de pedales, remates con un bajo perdido y un bombo con el ritmo exacto para que una canción se transforme en porno auditivo.

Top Juan 

Closer / NIN

Para mí, la representación perfecta del porno auditivo/visual. Trent Reznor hace gala de su nada inocente mente. El video es un trastorno perfecto y si a eso le sumamos el coro “I wanna fuck you like an animal”, el resultado es algo digno de una escena post/punk/apocalíptica.

BlakRoc / Ain’t nothing like you

Una línea de bajo fuerte, baterías distorsionadas y suciedad. Eso es BlakRoc: algo puerco. La pornografía no siempre son trastornos mentales y depravación, el juego “kinky” se agradece bastante. Ain’t nothing like you es eso: Ver a alguien y desvestirla con la mirada.

Do I wanna know? / Arctic Monkeys

La voz inconfundible del oriundo de Sheffield, Alex Turner, se hace una con la guitarra simple, sencilla pero contundente. Es como recibir un batazo en la cara. ¿Pero porno? Claro que sí. La letra es tan fuerte, que se vuelve obscena. Y la verdad el video hace eco perfecto de lo que me imagine la primera que escuche esta canción: Una mujer caminando en tacones. El himno perfecto de una Feme Fatal.

 Walking In My Shoes / Depeche Mode

La tragedia se une un poco a la lista. Depeche Mode, con su jungle/downtempo haciendo gala del clásico sonido de finales de los 80’s / principios de los 90’s, nos lleva con letra y música por un problema y una solución. Para mí, esta canción es algo así como el “make up sex”: Normalmente es “rudo” y con mucha “fuerza”. Ya saben eso de “guardar” las cosas a veces resulta en algo bueno.

Desintegration / The Cure

Una vez más (y por lo visto es una constante en mi selección), la línea de bajo y la batería hacen el trabajo rudo. Desintegration te atrapa desde el primer acorde. Te lleva lentamente en un intro pesado, pero tolerable. No te deja ir fácil ya que no quiere hacerlo. Cual relación destructiva (cosa en la cual todos hemos estado) te enamora al principio. Las primeras frases, lindas, tranquilas y amables, solo sirven para dar pie a lo que sigue. Una de las letras más impactantes y obscenas por lo fuerte. Esto es porno, pero como explicamos en un principio, es un porno no “literal”, es porno de incomodidad, de querer estar en otro lugar.

 

unnamed

Leave a Reply

UA-46250580-1
%d bloggers like this: