LMYK

LMYK es una plataforma multimedios creada para todo aquel que busca lo más nuevo y quiera redescubrir lo cotidiano. El portal es el reflejo de un gran equipo de colaboradores especializados y apasionados por este mundo en donde todo el tiempo hay movimiento.

¡Y Dios hizo la barba!

Hace unos días leí la historia de Jeffrey Buoncristiano un hombre que después de cortar con la novia y ver a un hippster en la calle se dejó crecer la barba. Después de algunos meses y unas fotos en instagram Jeffrey se convirtió en algo que jamás imaginó…un hombre estúpidamente sexy. Si, su barba hizo lo que él no había podido lograr en 31 años; le dio confianza, personalidad y mucho sex appeal.

Jeffrey Buoncristiano.
enhanced-29150-1401733963-2

La historia me pareció increíble, no podía creer que un poco de vello facial prácticamente cambiara el ADN de una persona así que decidí hacer un experimento: decidí comparar el antes y después de algunos de mis amigos y conocidos que hoy tienen barba.

 

Si, todos son el mismo ser humano, ninguno subió o bajó de peso ¡SON EL MISMO! Y si, ya sé  aunque ninguno se parece a Jeffrey Buoncristiano ese pequeño bulto de vello facial les ha dado a todos un poco más de personalidad y un poco menos de cachetes.

Por fin entendí porqué TODOS presumían  su barba como si hubieran encontrado la cura contra el cáncer. Efectivamente la barba no solo sirve de accesorio y como statement también le da a los hombres un poco más de testosterona, sexappeal y  personalidad.

Perfecto, ahora que sabía la verdad detrás del amor ciego por su barba pensé en proponerle a mi novio que pasara unos días sin rasurarse…dos segundos después recordé que a él no le crece suficiente vello facial como para tener  barba o  bigote y  también recordé que él no necesita dejarse la barba crecer para tener personalidad y/o sexappeal.

A lo que me refiero es que, no todos pueden ni deben tener barba. Para mi la barba  es para los hombres  como los tacones para las mujeres; aunque creemos que a todos les queda bien y los hace ver mejor, la realidad es que no a todos les acomoda y algunos no la necesitan.

Yo aplaudo a  quienes pueden portarla con orgullo, sinceramente creo que la llegada del lumbersexual ha logrado no solo que quienes tienen barba ya no parezcan una versión mal lograda de Al Borlan (esta referencia es sólo para quienes tienen más de 30), por el contrario, ahora todos cuidan de ella y la cultura que existe alrededor del “cuidado de la barba” me parece estupenda, cuidarla y recortarla de manera recurrente es una forma en la que “sin querer” los hombres han empezado a poner un poco más de atención en ellos sin perder virilidad como lo creían con el surgimiento del metro sexual.

Dicho lo anterior y retomando la comparación con los tacones HOMBRES BARBONES DEL MUNDO: Dejen de discriminar a todos aquellos que no tienen barba. Recueden que, aunque la barba los haya convertido en hombres sexys, con personalidad, virilidad y haya aumentado sus niveles de testosterona existen algunos hombres que simplemente no la necesitan para tener todo lo anterior.

 

Leave a Reply

UA-46250580-1
%d bloggers like this: